top of page

La importancia de la educación física en los niños con Trastorno del Espectro Autista

Actualizado: 27 ene 2023


Es común que los padres o profesionales busquen la ayuda de un profesor de educación física para que el niño aprenda habilidades como nadar, andar en bicicleta o practicar algún deporte específico.


También es cierto que los problemas de coordinación, destrezas y comprensión de juegos se suelen evidenciar durante la educación escolar. Sin embargo, ¿Por qué esperar tanto tiempo para intervenir? ¿Por qué no darle la oportunidad de aprender a moverse y jugar con su cuerpo desde temprana edad? Todos pasamos por esta etapa de aprendizaje.


La educación física es esencial para el desarrollo integral de la persona, ya que permite mejorar el bienestar físico, mental y social a través del uso del movimiento. Es especialmente importante durante la niñez, ya que proporciona oportunidades para aprender, experimentar con diferentes formas de movimiento y desarrollar habilidades y destrezas. Es importante brindar a los niños actividades que les permitan ejercitarse, sentirse bien con su cuerpo y mejorar su autoestima y confianza en sí mismos. El cuerpo es también un importante medio de expresión, y conocerlo y manejarlo bien ayuda a comunicarse mejor y a sentirse más seguro.


Es evidente que todos los niños requieren un desarrollo psicomotor apropiado, el cual puede ser promovido mediante el juego y la educación física. Estas actividades brindan a los niños la oportunidad de disfrutar, socializar y aprender de manera lúdica y significativa.


Los niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA) presentan dificultades para aprender de manera convencional debido a las características del trastorno, que se manifiesta desde los primeros años de vida y se caracteriza por alteraciones en la relación, comunicación y juego con los demás. El principal síntoma de este trastorno es la dificultad para adaptarse al comportamiento social, lo que se refleja en problemas para comprender las normas y convenciones sociales, y en dificultades para compartir emociones, pensamientos e intereses. Por lo tanto, estos niños necesitan de ayudas especializadas para aprender.


La educación física es esencial para el desarrollo físico, psíquico y mental de los niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Les permite conocer su cuerpo, socializar al aire libre y aprender a jugar con sus compañeros, lo que es fundamental para su comunicación y desarrollo en sociedad. El juego en la etapa de la niñez es especialmente importante, pero muchos niños con TEA son excluidos de actividades lúdicas por no entenderlas o no tener las habilidades necesarias. La educación física debe ser considerada como una herramienta pedagógica esencial para el desarrollo de los niños con TEA en edades tempranas.

79 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Qué es integración educativa?

Introducción: La educación es uno de los pilares fundamentales en la vida de cualquier persona. Sin embargo, no todas las personas tienen las mismas oportunidades para acceder a ella. Es por eso que s

Comments


bottom of page